Día 11.

Crudisimo y en calzones. Ultima parte de tres… terminemos con esto.

Ante los beneficios que trae cada avance científico y cultural, hay invariablemente un reacción opuesta igual de fuerte. En el caso de nuestro incremento exponencial en comunicación, también hemos creado modificaciones en nuestra conducta que salen de control. Al tener anonimato, nos hemos vuelto jueces de cualquier conducta que nos parezca reprobable, damos sentencias fuertes sin conocer los hechos o las circunstancias, con leer un encabezado damos por hechos saber todo del caso, sea cierto o no, pues tambien hemos olvidado verificar la información que nos llega, simplemente la tragamos sin digerirla para despues desecharla casi como una diversión mas que un evento. Si, nos hemos convertido en esa masa amorfa, gritona y estupida.

¿Que mas hacen las masas amorfas, gritonas y estupidas? Linchamientos, claro está.No utilizamos trinches, antorchas y machetes, oh no, somos mas refinados, utilizamos teclados.

Cada que aparece algo que ofende a alguien, seguro encontrará un publico dispuesto a escucharlo para unir su opinión en desacuerdo, sea esto cierto o no, sea realmente ofensivo o no. Lo que importa es “hacer oír tu voz”, mas casí nadie sabe lo que significan sus palabras o las consecuencias que lleva el desatarlas. Es completamente falso que las palabras se las lleva el viento, cuando todo está tranquilo despues de una tormenta no podemos recordar las sensaciones que nos provocó a menos que la revivamos, pero siempre recordamos las palabras que se dijeron. Ahora, las palabras son permanentes, grabadas en servidores en todo el mundo, repetidas las veces que sean necesarias, nuestras maquinas respaldan nuestras conversaciones, tenemos motores de busqueda que en segundos encuentran tal o cual frase que provocó una reacción y tambien, tenemos la opción de guardalas para nuestro uso personal en instantes.

¿Te has puesto a pensar en todas las cosas que has escrito? ¿Estas completamente seguro que si alguien decidiera descubrir sobre ti, todo lo que encontraria serian palabras sanas? Personalmente yo se que no. He subido imagenes, vertido opiniones (algunas llenas de bilis) y en general decir las cosas que me vienen a la mente, muchas de ellas sin ningún filtro y considerando “nadie va a leerlo”. Excepto que siempre hay alguien a quien le interesa esa información. Nuestras sociedad se basa en el orden, la regulación, los niveles, y siempre, siempre, tenemos alguien que quiere controlarnos porque le conviene. Ya sea una empresa, un grupo, un jefe, una compañia, hasta nuestra propia familia. Una maxima de la psicologia tradicional es que todo está sujeto a ser interpretado. En la misma manera que nosotros juzgamos, tambien somos juzgados, y con la velocidad actual a la que movemos información en algún punto nosotros somos los que estamos en el banquillo de los acusados.

Puede que el delito no sea grave, quizá tan solo molestamos a alguien por no prestarle la atención demandada u mencionamos algo en un tono poco menos que amigable. Tambien puede ser que el delito sea grave y que un comentario o acción que consideramos privados del cual sabemos que nuestro interlocutor se encuentra en la misma sintonia, sale a la luz para la masa amorfa, poniendonos en el reflector, cegandonos. Justo en la manera que le ocurre a un conejo antes de ser atropellado. De repente tratar de defenderse contra su juicio equivale a lo mismo que ser llevado por las llantas una y otra vez, cada intento de defensa se convierte en algo mas para ser interpretado(habitualmente de manera negativa), porque lo que se busca no se saber la verdad o una disculpa(despues de todo es algo pasajero, no se puede perdonar a quien no nos importa). Lo que se busca es ver el cadaver destrozado mientras se dice “eso le pasa por no fijarse al atravesar”, y seguir el camino, la masa esta lista para seguir en le camino hasta que se atraviese otra cosa.

Lo mejor de una masa amorfa, es que es facilmente manipulable. En estos momentos hay gente trabajando arduamente para dirigir nuestras opinones hacia propositos especificos, ya sea que vestir, que comer, a quien temer y sobre todo a quien culpar. La masa amorfa, hará su trabajo dejandose dirigir, pues su descubre que es divertido romper cosas, ya sean estas reputaciones, empleos o libertades. Al convertir nuestra red en un asunto privado, lo que hemos generado es una mayor confianza y una perdida de ese anonimato.

Puedes pensar que exagero, que eso no te va a pasar a ti. Bueno, checa tu lista de contactos de facebook. ¿realmente crees que la empresa donde trabajas no lee que estabas muy crudo para ir a trabajar?

¡Feliz año nuevo!

“los llevare a la cama, a la camara de diputados.”

Anuncios

Una respuesta a “Día 11.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s