Día 39.

Justo se acaba de meter el sol, tomando té blanco, el té de los snob que requiere que el agua este a 95 grados centigrados, la bolsita se sumerja solo un minuto para mantener la delicadeza del sabor. Sabe levemente a agua sucia, que padre.

Ando de buen humor, así que les compartiré una historia acerca de la imagen que van a encontrar al final de esta entrada: el árbol Ya-te-veo.

Encontré la imagen hace algunos meses vagabundeando entre imágenes de historias de Lovecraft, específicamente de Shub-niggurath, la Cabra oscura de los diez mil vástagos, cuando de repente aparece la imagen de planta con tentáculos atrapando un negro, posiblemente un guerrero Zulú que es la referencia mas cercana que se me vino a la mente por el escudo y la lanza, hasta que leo el pie de pagina que está en ingles y en español. Planta carnívora con tentáculos: nada bueno puede salir de eso. Hay que investigar.

No me toma mucho encontrar referencias al respecto del Ya-te-veo, para descubrir que es un árbol que habita en Sudamérica, por lo que el origen del nombre queda resuelto, también encuentro que es parte del folclor sudamericano por lo que el termino correcto ahora es afrosudamericano para su victima (¿si?) lo cual posiblemente me convierta en racista al no saber reconocer a un sudamericano con armas africanas. Dado que todo parece indicar que es un dibujo viejo, sin mucho atino geográfico, biológico o histórico, se convierte de inmediato en mi nuevo juguete favorito, Shub-niggurath tendrá que esperar.

Continuo mi leve investigación (siempre me preguntan como le hago para encontrar cosas tan extrañas en Internet, bueno, es así) con lo que encuentro un articulo largo y bien elaborado que se dedica a destruir mitos, en este caso el de las plantas carnívoras, asunto que viene al parecer de mediados del siglo XIX, por una nota en una revista de New York acerca de un investigador que viajo por Madagascar, encontrando la tribu inhóspita y  salvaje de los Mkodos, pero como era bien valiente como Kevin Costner en Danza con lobos, lo dejan observar sus costumbres. Lo llevan a la selva, donde le enseñan un árbol pequeño, duro como el acero, zarcillos largos que se movían (tentaculos-planta) y un receptáculo en el centro lleno de liquido como mielesita (traducción no-oficial). Los Mkodos, malos como ellos solos, obligan a una mujer de su tribu a treparse al a la planta y beber el liquido, con lo que inmediatamente los zarcillos la aprisionan de los brazos y el cuello, estrangulando, hasta que los gritos de su presa se ahogan; aprieta tan fuerte que comienza a  salirsele  la sangre junto con las vísceras al sacrificio, mezclándose con la mielesita que baja por el árbol, el cual beben los salvajes, lo cual es descrito coloridamente como:

“Una grotesca e indescriptiblemente repulsiva orgía.”

En aquellos tiempos sabían como cautivar al lector.

Por supuesto, nadie creyó tan ridícula histo… no miento, mucha gente se la creyó… digamos que eran otros tiempos. Hubo algunas expediciones a Madagascar que parcialmente o en su totalidad se dedicaron al buscar dicha planta usada para sacrificios humanos, la ultima confirmada en los años 20, posiblemente un poco mas.

¿Y el Yo-te-veo? bueno, al igual que en nuestros días, cuando una historia llama la atención ¿que mejor manera de sacarle provecho que clonarla? un periódico ingles también reportó su propio árbol carnívoro, ahora en Nicaragua dándole mas sabor al convertirlo en vampiro  (eso es dar el 110%) y otro escritor para no quedarse atrás describe en un libro de viajes al Yo-te-veo que conoció en sus viajes por Sudamérica.

Como podran observar, es una historia que lo tiene todo, por lo que llegó a inspirar algunas narraciones de terror y claro, mas de una razón para no meterse a las selvas. Afortunadamente ya no creemos en historias ridículas, como el chupacabras, secuestros ovnis, pastillas milagrosas para bajar de peso o que solo hay que desear las cosas para que sucedan.

¿Verdad?

“De todos modos me mantendré alejado de Sudamérica.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s