Día 40.

..aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas, y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches. 

Siempre me ha impresionado en las películas cuando alguien puede citar capítulos y versículos de la Biblia, más creo que aprenderse un libro de memoria no lleva a mucho. Recuerdo un examen que hice en la universidad de cien preguntas, que debían ser contestadas textualmente del libro. Fui el único en reprobarlo porque no quise hacer trampa. Repetí el examen con la maestra frente a mí al otro lado de su escritorio, mientras ella revisaba papeles, yo transcribía las respuestas de un examen ya contestado que tenia sobre las piernas que me habian prestado. Al principio me puse muy nervioso, estaba seguro que me descubriría, pero creo que no le importaba a la maestra: todos los que habían aprobado habían hecho una versión u otra de lo mismo, los exámenes eran exactamente iguales, hasta las comas. Me tomó dos horas copiar las respuestas, era ridícula la cantidad de paginas por llenar. Al terminar, me dolía la mano, lo entregué, recibí calificación aprobatoria y un par de semanas después la maestra dejó de dar clases: solo trabajaba mientras conseguía una beca para una maestría en el extranjero. Siempre he considerado que ha sido de las labores mas absurdas que he realizado, no recuerdo una sola de las preguntas, mucho menos las respuestas, fallé la prueba la primera vez al no querer participar con el grupo en la solución deshonesta ante un examen que no podía responderse estudiando. Poco después me cambié de universidad. Aprendí mucho de ese examen, pero nada relacionado con la carrera.

Ciertamente en el año del fin del mundo he estado haciendo cambios: conociendo gente nueva, abriéndome a otras posibilidades, buscando maneras distintas de hacer las cosas. Bueno, parte de hacer cambios es darse cuenta que algunas cosas que se están haciendo no están funcionando. Hace unos de días, por ejemplo, comentaba que acababa de entrar al gimnasio, aunque hago ejercicio regularmente había olvidado la cantidad de esfuerzo que se requiere para hacerlo diariamente, y sobre todo la cantidad de energía que se gasta. De cuando en cuando sigo una dieta vegetariana, solo para desintoxicarme, por lo que pensé que seria buena idea llevar a cabo las dos cosas juntas: grave error. Con solo tres días de ejercicio y dieta vegetariana me encontré una noche completamente agotado, con mi organismo en condiciones por demás inusuales, por lo que consideré que había tomado una pésima decisión. Al día siguiente me sentí nuevamente bien, por lo que considere que todo era parte del periodo de ajuste, que no pasaba nada y que debía esforzarme en continuar a marchas forzadas bajo la sabiduría masoquista popular que a todo se acostumbra uno. A la hora de la comida literalmente devoré mi plato, cayendo en cuenta que era muy poco lo que les estaba metiendo a mi organismo, pude ver claramente que era insuficiente para las actividades requeridas, podría llegar a ser peligroso en no demasiado tiempo y sobre todo era innecesario. Tenia una leve noción de porque lo estaba haciendo, pero no era suficiente para justificarlo, pedí consejo, recibí un merecido regaño, por lo que procedí a dirigirme al refrigerador, saqué un bistec y lo prepare a la tampiqueña. Aceptar un error es mas fácil con el estomago lleno.

Al igual que ese episodio, he cometido varios errores más de los cuales he aprendido algunas lecciones durante los últimos cuarenta días, por lo que también he decidido dar unos pasos atrás, aceptar que estaba equivocado, dejar de tratar de incluirme en situaciones que no me sirven y moverme hacia otro lado. Sigo pensando que no hacer trampa la primera vez en aquel examen fue la decisión correcta, de otro modo no me hubiera dado cuenta que estaba en un lugar donde no quería estar. Hay momentos para todo, no hay porque dejar pasar la oportunidad de rectificar.

No puede simplemente llover todo el tiempo.

“Tiger, tiger, burning bright. In the forests of the night.”

 

Anuncios

Una respuesta a “Día 40.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s