Día 42.

Ha descendido la temperatura mucho últimamente, como habitualmente es el invierno, pero siempre me sorprende cuando recrudece tanto terminando enero. Por cierto,  hoy se acaba el primer mes del año ¿que tal se la pasaron? Procuremos terminar con una nota alta.

Cuando ideé este blog, me vino a la mente la portada de un libro que leí en mi pre-adolescencia, cuando acostumbraba ir a las maquinitas, comer comida chatarra, ver mucha televisión, leer libros y revistas basura, osea consumir decadencia. Días felices. El libro en cuestión tenia a un extraterrestre de cabeza ovoide con un traje espacial verde modelo película de los cincuenta, el cual utilizaba la telequinesis para levantar un bloque de piedra enorme con el que estaba construyendo algo. ¿El titulo? El enigma de las pirámides. Pa. su. mecha.

El libro era una colección de verdades a medias, deducciones mal hechas y mentiras absolutas. Divertido en extremo, pero lleno de datos falsos que a mi edad consideraba sabiduría pura, como por ejemplo que la pirámide de Giza se localiza en donde era el centro exacto del mundo algo así como 20,ooo años atrás (no recuerdo el numero exacto pero no veo error en manejar números ficticios para información ficticia), y que los movimientos continentales la habían sacado de alineación, en una época donde la especie humana todavía no sabia utilizar herramientas y posiblemente todavía no evolucionaban a homo sapiens, con lo que quedaba demostrado que los pirámides las habían construido extraterrestres.

Esos son huevos para afirmar las cosas y no mamadas.

Otra de las afirmaciones era que si algo que parecía un foco estaba en un jeroglifico, lo lógico es que tenían electricidad. Una mas, mi favorita por cierto, es que no existía la tecnología, herramientas y conocimientos astronómicos hace 2,500 años, fecha aproximada por datos científicos (si, se iba de un dato a otro como si nada), para construirla ni cerebro suficiente para hacerlo. Ciertamente no encuentro manera de demostrar la falsedad de sus afirmaciones. ¿Porqué? pues porque cuando no se tiene evidencia de nada o manera de saberlo, es fácil decir lo que se de la gana, tratar de cambiar de demostrar cualquier punto solo lleva a un circulo vicioso. Los gringos lo llaman algo así “argumentar con un espantapájaros”, que funciona de la siguiente manera: hay una afirmación de algo, a lo que el espantapájaros ridiculiza la afirmación, la tergiversa o la cambia su significado para atacarla, pero realmente nunca la rebate. En este caso, yo podría decir “no hay evidencia que sugiera que el hombre no podría haber construido la pirámide aún en una edad tan temprana” a lo que el espantapájaros rebatería “entonces demuestrame que los extraterrestres no lo hicieron”. De ahí se puede seguir eternamente sin llegar a ningún lado.

El mismo libro se pisa la cola por doquier, donde afirma que los antiguos egipcios tenían aviones porque existe un juguete de madera en forma de águila que si se le avienta, vuela como un avión de papel, tecnología pasada seguramente por extraterrestres, pero ahora ya solo existe el modelo, las aeronaves ya no existen porque son de madera y esta se destruye en pocos siglos. Nuevamente no hay manera de contradecirlo, podría señalarse que porque el modelo no se destruyó a lo que simplemente el espantapájaros afirmaría “es porque es pequeño, no seas simplista”, o algo similar.

Ciertamente las falacias son divertidas, en sí me gusto mucho el libro en el momento y le seguí con otros después, como El enigma del mapa de Piri Reis, algo sobre la construcción de Tihaunaco, la Atlantida, El triangulo de las Bermudas y otros mas, que claro, todos llevan al mismo lugar, osea, ninguno. Se pensaría que discutir con espantapájaros es una perdida de tiempo a la que nadie en su sano juicio se dedicaría, pero no, es un deporte adictivo, no importa cuantas veces se caiga en argumentos tontos, siempre hay alguien dispuesto a seguir el juego hasta que solo quede uno de los participantes.

Por cierto que los espantapájaros no se cansan.

“Me gusta su sonrisa”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s