Día 63.

Hoy tengo una taza a medio llenar de té verde con granada la cual me supo a gloria (por cierto que esa Gloria sabe muy bien), voy a prepararme otra antes de iniciar, aunque con menos sabor. Como es martes de Carnaval, debería ahondar en el tema, quería escribir acerca de uno de los temas pendientes que tengo, ya hasta tenia el párrafo inicial, mas como diria el gay Wilde “Puedo resistirlo todo menos la tentación”. Vámonos por el camino de la carne.

El año pasado decidí aventarme la cuaresma con dieta ovolactovegetariana, lo cual me hizo mucho bien, pensaba hacerlo este año pero calculo que seria una pésima idea tomando en cuenta todos los cambios que estoy haciendo a mis hábitos, agregarle de golpe uno que definitivamente me va a dar en la torre sobre todo porque ya lo intenté hace poco, así que mejor lo haré en otro momento del año. Justo por eso, hace un año exactamente, decidí celebrar el Carnaval tal cual, osea, una ultima fiesta de carne (de la comestible) antes de guardar ayuno. No recuerdo cual fue el menú exacto, pero sí que quede satisfecho antes de iniciar la primera semana de desintoxicación que estuvo bien divertida, llena de hambre, dolores de estomago y malos humores.

Pero regresemos al tema.

Como todos mis lectores son doctos en temas folclóricos, no necesito recordarles que se celebra el Carnaval como la fiesta de despedida de la carne antes de iniciar la cuaresma, que simboliza los cuarenta días que Jesus pasó en el desierto ayunando tiempo durante el cual se le apareció el diablo (el mero mero), presentándole tentaciones (“tentándolo” suena feo) primero que convirtiera una piedra en pan, después que se aventara de lo alto de un templo o risco para que lo cacharan ángeles y por ultimo que lo adorara a él por todo todo el reino de la tierra. Como Jesus la verdad es que no tenia corazón metalero, rechaza al diablo (cada quien) y su jefe le manda cuervos con comida. Hasta ahí la tradición católica, que igualmente como todos sabemos (me encanta tener lectores tan educados) son reintepretaciones de celebraciones mas antiguas, en esta caso la Saturnalia y los Bacanales grecoromanos, fiestas de esas que dan envidia donde habia comida, vino, sexo indiscriminado, vomito (bueno, eso como que no esta divertido), apuestas, regalos y muchas togas blancas en el piso. Afortunadamente todavía se celebran todo el año si sabes donde y se tiene con qué pagarlas.

Posteriormente durante el oscurantismo europeo se celebraban la fiesta de los burros y la fiesta de los locos. En la primera se celebraba al burro que llevo a Jesus, Maria y José en la Biblia, así que se metía a un burro a misa que llevaba una niña cargando un bebé hasta el altar, mientras el cura oficiaba la gente respondía rebuznando. La segunda, la fiesta de los locos, era una fiesta en que las clases bajas elegían un Papa falso, arzobispos, obispos y demas para burlarse de solemnidad de la iglesia, tenían una misa falsa donde se entonaban versos obscenos, versiones burlonas de la liturgia, se utilizaban mascaras, se bailaba y todo mundo se divertía. Lamentablemente hace siglos que desaparecieron tan bonitas tradiciones dizque por sacrílegas, pero sobreviven muchos de los elementos, como el clásico rey feo, las mascaradas, los bailes, burlarse de la autoridad y sobre todo el desenfreno.

Lamentablemente, aquí es una fiesta medio chacal, donde por las colonia populares (culeras) se sale a la calle a beber caguamas cargando palo y machetes mientras se lleva un torito de petate; se puede ir a Tarimbaro donde todavía está mas chacal a tomar todavía mas cerveza, que un cholo te aviente harina en la cara y escuchar una banda de viento. Ciertamente le falta algo de refinamiento al asunto, pero igual es una buena excusa para salir a un bar en martes.

Igual se pueden llevar una mascara.

“¿Conseguir un burrito?”.

Anuncios

2 Respuestas a “Día 63.

  1. Mardi Gras o Dia de Carnaval, simboliza no solamente la depedida de la carne, sino tambien es un momento para dejar escapar todo los deseos carnales. La gente utilizaba mascaras para ocultar su verdadera personalidad y dar rienda suelta a los placeres. En ese momento las clases sociales no interesaban, solo el deseo por celebrar los bajos instintos. Este dia e la culminacion de una serie de eventos que incitan al deseo, la lujuria, y los excesos. Y por mas que quisiera diferir de la idea, todos sabemos que no se puede contruir en algo que no hay. Nadie aprende al portarse bien; Todos aprendemos nuestra leccion despues de haber cometido un error y prometemos no volverlo a hacer. Sera que cometemos errores para aprender de ello o lo hacemos para saciar una sed que nos consume…. tal vez la gente nunca cambia y lo que lleva dentro tarde o temprano sale, aunque solo sea por un dia. Otros quiza aprendan de sus errores y no vuelvan a hacerlo de nuevo, otros quiza si…… creo que es una desicion muy personal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s