Día 64.

Miércoles de ceniza, único día del año para escuchar la canción de Caifanes del mismo nombre para darme nuevamente cuenta que no me gusta, mejor engullo té verde y escucho un popurrí de metal. El tema de hoy parecerá contradictorio a mis opiniones acerca del activismo, igualmente es un asunto que no pensaba tocar, pero me parece que es el momento justo para hacer notar varios detalles que después serán olvidados.

Durante los últimos tres días han salido notas en el periódico denunciando el uso de perros en las practicas de medicina. El primero señalaba a un profesor que vendía perros, alumnos de medicina que cuestionaban los aullidos del dolor inflingido a los animales en aras del aprendizaje, división entre los mismos estudiantes acerca de el asunto, el daño de la anestesia que llega provocar delirios en los modelos biológicos para los cuales no hay un protocolo y la manera en que eran simplemente desechados al terminar las practicas. El segundo menciona el costo de los perros en doscientos pesos, que otros alumnos los consiguen callejeros, se los roban o son prestados como libros, del centro de control canino previo canje con la credencial de estudiante, que éticamente los estudiantes no estaban aprendiendo a ser mejores persona y la reacción de la dirección escolar que dice que no hay denuncias al respecto, por tanto no hay problema, apunta que hay intromisión de tintes políticos. En el de hoy el director cede: dice que se suspenden las practicas con animales, que se dejaran de utilizar productos biológicos vivos pero que era algo que ya se tenia contemplado, el profesor acusado de vender perros se defiende diciendo que lo han tratado de sobornar por calificaciones pero nunca ha aceptado, que alumnos suyos lo defienden con un escrito, que ahora se van a utilizar maniquies pero que van a salir caros y en resumen que aquí no ha pasado nada, victoria para todos.

Me llama mucho la atención la catalogación de un animal como “modelo biológico”. Este tipo de denominaciones se utilizan que la persona encargada de manipularlo no sienta que esta tratando con un ser vivo; por ejemplo, se les llama “espécimenes” a todo sujeto de experimentación, se refiere a los presos con un numero en vez de un nombre o “daño colateral” a víctimas inocentes de un ataque militar. Es deshumanizar, darle el mismo valor que un objeto. Dado que el director dice que no se utilizarán mas modelos biológicos, ¿supongo que también van a indultar a los ratones blancos que tienen en las practicas de laboratorio? Recuerdo que los maniquies que menciona tienen mas de una década en la escuela de medicina, pero aún cuando estaban en funcionamiento las practicas con animales nunca se cancelaron ¿entonces?

En la preparatoria conocí a una chica que actualmente es medica, ella muy formal, seria, de buena familia, excelentes calificaciones, católica practicante y en general ñoñisima, desde que la conocí afirmaba que quería ser doctora en medicina. Durante una practica del bachillerato médico-biológico, fuimos a la facultad de medicina a experimentar con ratones, el profesor sacrificó dos o tres ratones blancos, que por cierto, no era muy bueno para ello, para que nosotros los abriéramos para identificar partes del cuerpo. Recuerdo que a la mayoría nos parecía muy desagradable el asunto, mas nos recordó el profesor que si decidíamos estudiar alguna ciencia biológica, esto sería algo común, por lo que proseguimos sin protestar demasiado. Recuerdo que la chica que mencione arriba, tomo un bisturí. Con una sonrisa enorme dijo “¡que emoción!” al tiempo que comenzó a cortar la piel del cadáver de ratón que tenia enfrente. Le dije algo, volteo a verme, sus ojos brillaban, su piel estaba ruborizada y su sonrisa la mantenía con la boca abierta. No podría haberlo afirmado en aquel momento, pero juro que estaba excitada. Es una de las cosas mas macabras que he visto en mi vida. Terminada la practica, otro de mis compañeros el cual casi vomita al inicio, cortó la cola de uno de los ratones con la intención de hacerse un colguije, cosa que la chica del bisturí reprobó inmediatamente como algo cruel y de mal gusto. No entendí en ese momento, pero supe que se convertiría en una excelente doctora.

Seamos abogados del diablo un momento.

Los médicos también son seres humanos, pero no son como los demás. Su entrenamiento consiste memorizar libros enteros de síntomas, tratamientos, medicamentos, partes del cuerpo; aprender a no dormir, trabajar turnos de 12 hasta 36 horas; lidiar con desiciones literalmente de vida o muerte como únicos responsables, mantener la cabeza fría y las emociones bien separadas del cuerpo en un ambiente puramente competitivo; acostumbrarse a la presencia de líquidos con todos los olores y consistencias desagradables posibles; saber ver a los pacientes en un limite de objeto por reparar y  persona; creerse superior a los demás. ¿Porqué? Porque no pondrías tu vida en manos de alguien que no sea capaz de hacer todo eso. Nadie acepta nada menos que perfección en un médico. Las escuelas de medicina están diseñadas para crear dichos seres, su mente trabaja de maneras tan extrañas que la mayoría de las pruebas psicológicas tienen excepciones o apartados especiales cuando se evalúa a un medico, pues si se evalúan como parte de la población general, salen narcisistas, perversos y sin sentimientos: muy similar a lo que aparecería en un asesino serial. También son muy rígidos para cambiar sus métodos, así que no me extraña que las practicas con animales no se hayan eliminado.

Sin embargo, las escuelas de medicina de primer mundo ya lo están haciendo. Desde hace unos veinte años se han ido desarrollando nuevos métodos de enseñanza, pues ciertamente la contradicción en deshumanizar a una persona que quiere dedicar su vida a ayudar habla de que algo esta muy mal de raíz, por lo que el uso de nuevas tecnologías como los maniquies, modelos computarizados, practicas en tejidos artificiales, la aplicación de terapia psicológica obligatoria, modificaciones en la jerarquización entre el personal, la expansión de la bioética, en fin, bajarle un poco al radio es la tendencia actual en la formación de los médicos, aunado al activismo a favor de los derechos de los animales por parte de la sociedad, ha servido para que se vayan eliminando practicas barbáricas escuelas, laboratorios y hospitales, como la que hasta el día de hoy ocurrían en la facultad de medicina de la universidad michoacana.

Ahora, por otro lado…

No nos hagamos pendejos. El hecho de que se suspendan no es indicativo de que se han eliminado. Si ocurrió un cambio fue porque tuvieron que conjuntarse varios ingredientes: el alumnado que dijo “basta” sin los cuales simplemente no hubiera ocurrido, la prensa que decidió dedicarle tres primeras planas y la acción continua de los activistas en los derechos animales, los que realmente se dedican a ello en vez de poner fotos de animales desollados en las redes sociales, y por ultimo la capacidad de ceder, cualquiera que sean sus motivos, por parte de los directivos de la universidad. Este es un asunto que debió de hacerse acabado hace mucho, demasiado en realidad, pero no ocurrió no porque no hubiera gente dentro de la facultad que quisiera que las cosas cambiaran, o que la sociedad civil no se interesara o porque tu o alguien mas no se preocupara. No. No ocurría porque se hablaba mucho pero no se hacían las cosas. En el momento en que se confrontó a la gente con la realidad de generar profesionistas cuesta sangre, que un asunto que habla pésimamente de quienes somos como sociedad y alguien dijo “yo no estoy dispuesto a hacer eso” es cuando las cosas se pusieron en movimiento. De aquí falta mucho para que exista una cultura de derechos animales o minino una legislación de trato ético en la población de Morelia, no digamos mas allá. Como siempre, todo esta poner atención. Este es un tema con demasiados matices, vamos a dejarlo aquí. Felicito a la gente que está involucrada, lo quieran a o no, especialmente a quienes siguiendo su sueño de ser doctores en medicina decidieron que hay costos que otros no deben pagar por uno.

Espero sean mejores médicos que la chica del bisturí.

“Sacerdote, maestro o doctor”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s