Día 76.

Dos meses con días escribiendo y este blog llegó a sus primeras 1000 visitas.¿Quién sería el milésimo en pasar por este blog? no lo se, pero de alguna manera es importante. Me gusta el cuestionamiento de “si un árbol cae en medio del bosque y no hay nadie para escucharlo, ¿hace ruido?” (por cierto es de el Filosofo George Berkeley, no algo budista) porque para mí, no hay sonido en ese momento, pero hay antes y un después, evidenciado en el tronco sobre el suelo que ha cambiado el panorama: hay de repente un espacio de luz en el bosque, los animales que vivían en el han huido, nuevas criaturas se alimentan del recién titulado cadáver, otros vivirán en el, el musgo crecerá y todo eso generará mucho mas ruido a lo largo del tiempo que el estruendo de su caída.

Aunque no lo escuche.

Ayer me dí cuenta de algo, que me tiene levemente avergonzado: fustigo a la gente a que lea, y con dos meses terminados del año, solo he terminado un libro. Puedo intentar justificarme con que no tengo tiempo para ello, que leo muchisimo en Internet diariamente, lo cual me da en distancia de escritos al menos otros dos libros (no muy chonchos), pero la realidad es que no he avanzado, por lo que a este ritmo solo terminare leyendo 6 libros este año. Inconcebible.

¿Porque es importante leer libros enteros?¿Acaso no es lo mismo el leer el periódico, artículos o hasta este blog?

Claro que no.

Un libro tiene una característica que no tiene ninguno de esos otros formatos, principalmente que la única manera en que funciona es si atrapa al lector. No me refiero a libros técnicos, enciclopedias o compilaciones, sino a historias. Hay muchas maneras de contar algo, sea lo que esto sea, como que al autor le fascina el helado de vainilla o un tratado sobre la imposibilidad de lo imposible. Pero ambas ideas son aburridas de entrada, por lo que se requiere darles forma de la misma manera en que se vería un video en reversa de como se pela una cebolla; dar imágenes que llamen la atención, justificar lo que ocurre, que el lector pueda identificarse con lo que esta leyendo pero sobre todo, que le provoque emociones. Si eso llega a ocurrir, el camino esta libre para devorar las paginas, olvidar que se pasan horas con un cuarto de kilo de papel lleno de pequeñas manchas negras mientras se permanece sin moverse. La genialidad de perderse en la mente de alguien mas, aunque sea momentaneamente.

Claro, también hay que considerar que la vida moderna no da como para aventarse novelas de 1500 paginas cada mes, es bueno adentrarse en la literatura complicada, pero personalmente si un libro no me atrapa en menos de 50 paginas, es poco probable que continúe con la lectura, por mucho que los críticos me traten de convencer que es la mejor historia jamás contada. La mayoría de los clasicos tienen una cuota de menos de 400 paginas, en su mayoría son bastante digeribles, claro, con un poco de antecedentes a manera de fibra; lo mismo pasa con los modernos. Por ejemplo, de autores clásicos, Tristan e Isolda de Wagner me parece tan aburrido como el ultracomercial El psicoanalista de John Katzenbach, mientras que en contraparte la nausea de Sartre me parece tan agradable como Cain de Saramago: llegan a una buenos puntos a de lo que quieren decir sin perderse dando vueltas en callejones sin salida para el lector. Pero, esos son mis gusto.

Lo que sí es que cada autor tiene una historia que contar, posiblemente no sea la mejor del mundo ni siquiera tiene que acercarse, lo que hace clásico a los clásicos no es porque su autor fuera un tipo cuyo nombre mencionamos para decir que somos bien literatos. Los que da ese titulo nobiliario es que no importa cuanto tiempo pasa, siguen resonando en lo que es la experiencia humana, sea esta la que sea. Vale la pena restregarse un rato en ella. Por mi parte, procuraré descuidar menos mis hábitos de lectura.

¿Acaso no he dicho ya que la mejor fuente de inspiración es el plagio inteligente?

“Permitame sostenerle la silla, no se vaya a caer”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s