Día 87.

Dos días sin escribir y ya se me había olvidado en que numero voy.

Un día como ayer pero del año 44 antes de Cristo, el general Gaius Julius Cesar es asesinado, apuñalado 23 veces por miembros de su propio senado. El día es conocido como el Idus de Marzo, los idus eran considerados fechas de buena fortuna, no mucho para Cesar. En este en particular se le rendía culto al dios Marte con un desfile militar.

Veamos si lo tenia merecido o no.

La mayoría de  la gente conoce a Julius Cesar como el único emperador romano, porque en homenaje a él, ya que se hubo forjado el imperio romano, algunos emperadores se daban el titulo de Cesar, pues se creo una suerte de religión alderedor de su imagen, lo que lleva a confusión de que todos los emperadores se llamaban Cesar. Por cierto, el titulo Kayser proviene de ahí mismo, que es lo más parecido a como se pronunciaba Cesar.

Pero pasemos a la parte interesante, que fue lo que hizo para que siga siendo parte de la cultura popular. Bueno, en primera conquistó una buena parte de Europa, Asia y África, expandiendo la república romana siendo cónsul, después gobernador de provincias, se vuelve dictador, se avienta mas guerras, tomando control tras una guerra civil contra su suegro Pompeyo, atrapándolo en Egipto donde es asesinado contra las ordenes de Cesar, se hace amante de Cleopatra, entre los dos destruyen al Faraón, regresa a Roma, en su honor se le cambia el nombre a un mes (Julio) se convierte en el primer “Dictador de por vida”. Antes de él, un dictador era un ciudadano romano al que se le confería poder cercano al absoluto por 6 meses, específicamente para defender o mantener el orden en tiempos difíciles. Cesar decide que eso es muy poco, así que toma todo. Al principio es bueno con la gente, lo apoyan, crea reformas sociales, civiles, reformas, en fin, lo que hace un buen gobernante, apoyado por el senado que no lo ve con buenos ojos pero lo dejan ser, dándole titulo tras titulo para mantenerlo contento: puede vestirse con túnica honorífica cuando se le de la gana y comienza su decadencia como rockstar. Cesar tiene un naco en la sangre, sus victorias militares son celebradas con fiestas gladiatorias, una de ellas con 2,000 hombres, 200 caballos y 20 elefantes peleando a muerte. Las reformas que hace le confieren poder absoluto, evita la oposición, deja encargado herederos como gobernantes para cuando muera y el senado como que se da cuenta que ya es tiempo de cortarle las alas.

Lo realizan a la manera antigua, osea, un tipo distrae a su compadre Marcus Antonius mientras Cesar va a una sesión de senado, otro le jala la túnica (Casca), otro le da una cuchillada por la espalda (Tillius) y a continuación el senado entero le cae como pandilleros. igualmente como pandilleros le corren después de asesinarlo, dejando a la población con el cadáver en el senado y sin saber que hacer. Posteriormente se enfrascan en una serie de guerras civiles, hasta que queda el nieto de Cesar, Octavius como emperador, al que se le da el titulo de Augustus. De ahí en adelante si emperador que se respetara llevaría el titulo de Cesar Augusto.

Chupense esa que es de fresa.

Como podrán darse cuenta las cosas no han cambiado mucho, antes de Cesar Roma era una republica, durante su reinado era una dictadura y posteriormente se convertiría en imperio. Era un tipo que sabia muy bien de guerra, tenia buenas ideas para la población pero ultimadamente se la creyó, pasando de ser un estratega a un dictador hasta creerse deidad: de ser un buen gobernante a una carga para el pueblo.

¿Suena familiar? Pues claro, es la misma dinámica que se ha llevado a cabo en todas partes del mundo desde entonces con cada revolución, con todo y la subsecuente lucha por el poder que regreso a la misma gata, nada mas revolcada. De los miembros del senado, que se supone eran lo mejor que tenia para ofrecer la sociedad, algunos quisieron subir al poder, fracasando, otros fueron exterminados, pero los nombres que todos recuerdan son los de Cassius y Brutus: el primero por instigador al asesinato, el segundo porque era hijo ilegitimo de Cesar, con una vida buena pero le ganó la ambición, a pesar de que en el testamento de su padre estaba en segundo lugar para gobernar. Ambos son recordados como traidores, condenados por Dante siglos después a aparecer en la Divina Comedia siendo prestos para ser devorados por Lucifer una vez que termine de masticar a Judas. Por cierto que mi antigua computadora tenia en la tapa una ilustración de tan bonito momento, se volvió un tema recurrente en el arte medieval y renacentista.

Eso debe de doler.

Un último dato para impresionar chicas impresionables en el café: Cesar nunca fue emperador. ¿Porqué? pues porque el era gobernante de una república, hasta después de su muerte se creo el imperio.

Obvio.

“Ora, ora, de uno en uno inches montoneros”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s