Día 100.

Oh si.

Terminado un cafe expresso como dios manda en su tacita adecuada, poniendo el nuevo de The Mars Volta por primera vez, organizando compras pequeñas en un mediodía de primavera, con esto cumplo mis primeros 100 días de gobierno, por lo que hay que hacer una edición especial con unos cuantos temas disímbolos entre sí pero que como siempre, tienen relación, por muy bizarra que esta parezca.

Hace poco, uno de mis mejores amigos y lector habitual, me comentaba que no quería interferir diciéndome de que escribir (experimento que estuve haciendo hace un par de semanas con diferentes personas), porque eso alteraría el estilo que tengo y no le gustaria que eso pasara, pues tendría que cuidar lo que digo o como lo digo, en lo cual, tiene razón, pues desde el momento en que alguien interviene en el proceso creativo de cualquier forma, va a cambiar lo que se crea, pero, en lo que se equivoca, es que justo esa intromisión es necesaria, por lo que después de unas copas de más, terminó aceptando darme un tema. ¿Cual? esa misma discusión. Lo único que siempre advierto antes de que me digan de qué les gustaría que escribiera, es que el resultado posiblemente será muy diferente a lo que se tiene en mente.

Con eso en cuenta, vamos para allá.

Los primeros 100 días es tradicionalmente el tiempo que tiene un nuevo gobierno para hacer cambios radicales dentro de su estructura, poner orden, deshacerse de lo viejo, tomar control como amo y señor, pero sobre todo, acallar la crítica enemiga. Es la etapa más turbulenta, en la que habitualmente se dan los golpes de estado rápidos, los funcionarios anteriores huyen como ratas mientras tengas tiempo, pues si se quedan solo tienen de dos sopas: ser víctimas de las razias inmediatas al tratar de mantenerse relevantes, o, ser víctimas de las venganzas frias al termino de los 100 días, cuando han dejado de tener poder. No por nada cada en la historia romana hay etapas en las que en un lapso de un año se tienen cuatro, cinco o hasta seis emperadores. El primer acto de todo gobernante no es asegurar la lealtad de su pueblo (de esa puede prescindir) sino asegurar la del ejercito, tradición que ha durado hasta nuestros días, por razones obvias. En mi caso partículas, estos 100 escritos (que en realidad han sido 101) han servido de afiance para quitarme los vicios mas obvios que cargaba en la escritura, algunos de los cuales siguen apareciendo, pero en menor medida (particularmente ahorita mi coco es la utilización correcta de “mas y más”, porque aunque ya he revisado diccionarios, revistas y periódicos, cada quien las utiliza como le venga en gana), darme cuenta de cuales temas quiero manejar y cuales no, pero sobre todo, descubrir cuales son en este momento mis limites para redactar, con lo que puedo ir subiéndolos poco a poco en vez de frustrarme porque no avanzo como quiero o no encuentro como expresar algo.

Siguiente tema.

En este año del fin del mundo, ya comenzaron a salir los locos, en este caso son simpáticos, pues se encuentran en Francia, al pie de una montaña que tiene la particularidad de que las piedras de arriba son mas viejas que las de abajo, llamada Pic de Bugarach, donde afirman que viven extraterrestres. Ya hay gente viviendo ahí, no solo visitando, que esperan que llegue el 21 de diciembre, momento en que se van a despertar para salvarlos de la catástrofe que se avecina y llevarlos a una nueva civilización. Creen que es uno de los chakras espirituales de la tierra, que es la inspiración de “Encuentros cercanos del tercer tipo”, que el Mossad y los nazis han hecho excavaciones ahí y el gobierno está preocupado de que ocurra un suicidio en masa pues se realizan “extraños rituales” en el lugar.

Que padre. Cosas así son las que me hacen sonreír.

Visité hace varios años la región donde se encuentra esa montaña, quizá a unos 100 kilometros. Es una zona donde cultivan campos enteros de girasoles, que es un espectáculo divertido pues realmente siguen al sol: se pueden ver por la mañana todas sus flores apuntando a una dirección y por la tarde a otra, todas en perfecta coordinación, con tanta sincronía que aún siendo solo flores, provocan un ligero malestar, comparable al que provoca ver una familia todos siendo irradiados por un televisor, sin moverse, siguiendo la pantalla con la boca semiabierta. Al menos las plantas lo hacen porque reciben nutrientes. La provincia donde se localiza esta montaña se llama, Languedoc-Roussillon, en la parte sur, colindante con España, produce vinos y es… bucólica. Es bonito, pero no hay demasiado para hacer, mas allá de visitar ruinas de castillos, pues hay milla tras milla de bosques silenciosos y sembradios, todo bordeado de cerros. Creo que es justo el lugar donde uno esperaría encontrar un culto satánico reuniéndose en alguna colina al anochecer con las manos al cielo invocando a Samael en circulo alderedor de una hoguera, o en este caso, del fin del mundo. Lastima que sus bases filosóficas estan como mal cocinadas. ¿Chakras, alienigenas, nazis? Suena como una pésima cuarta parte de Indiana Jones (maldita sea, existe) pero con hippies. Se se llegan suicidar va a ser con sobredosis de té de pachuli.

Ultimo tema.

Realmente no me molesta que me pidan escribir de algo. Al contrario. Sobre todo porque si no me interesa lo que me piden, pues simplemente no lo escribo, libertad que puedo ejercer bajo dos ejes: el primero, es que como no me pagan por escribir, pues simplemente no lo hago, y segundo, si lo hago y no les gusta, pues ujule, porque tampoco me pagan.Un par de veces, fuera, claro, de este espacio, me han censurado escritos, por cierto bastante inocuos, solicitándome que los cambie bajo la excusa de que “van a ofender a alguien”. Creo que esa es la excusa mas patética para no escribir, sobretodo porque si tu mano te ofende, pues dejas de meterla en lugares que no debe de estar sin un título de doctor. Lo mismo se puede hacer con lo que vierto aquí, que no siempre es agradable, pero tampoco busco lo contrario, simplemente es lo que tengo ganas de hacer en ese momento, no queda mucho espacio intermedio para ponerme a pensar lo que va a pensar tal o cual persona. Curiosamente los escritos de los que he considerado no llenan mis expectativas son los que mas han gustado, mientras a los que les he dedicado mas dedicación son las que han tenido un recibimiento más tibio. Afortunadamente la gente se ofende con cualquier cosa y no por eso dejan de esperar a nuestros salvadores de Alfa Centauri, que solo se llevaran a los nobles de corazón o algo así.

Con esto finalizan los primeros 100 días, dedicándole este post a quienes han estado aquí desde el principio: en palabras de Dave Mustaine, yo se quienes son y ustedes saben quien soy.

Nos vemos mañana, aquí como todos los días.

“Si hasta como cerro está gacho… patético asunto”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s