Día 103.

¡Jodete, horario de verano, son las siete y media, no las ocho y media de un domingo! No debería, pero me siento culpable de no escribir en este momento en vez de un poco mas tarde… igualmente no tengo nada de hambre, pero tendré que cenar mas temprano. Contrariamente a mis hábitos nocturnos, prefiero el horario de invierno, el que llegue con antelación la noche me pone frenético al darme cuenta que ya es hora de hacer mis actividades antes de lo previsto, sin tiempo de disfrutar el atardecer. Solo queda apechugar (¿de donde sale esa palabreja? ¿alguien la utiliza?) y pasar rápido el trago amargo.

Bueno, inician oficialmente las vacaciones de semana santa, tiempo que para mí habitualmente equivale a una temporada aburrida y muerta: rara vez salgo de vacaciones en esta época, este año no estoy guardando la cuaresma alimenticia, la única liturgia en la que participo es escuchar el soundtrack de Jesucristo Superestrella (me se varios de los personajes) y comprar un Judas si me acuerdo de que día se queman. Lastima que mi dinero ya está apartado porque si me compraría un grande para tenerlo de adorno, pero tengo un concierto al cual asistir. Justo como son vacaciones, voy a tomarlas para des intoxicarme de un muy mal hábito que se ha vuelto asqueroso en los últimos meses y es el consumir noticias. Hace varios años me pasaron el blog de un español que dedició dejar de deglutir periódicos, paginas de Internet, noticieros y descubrió que al principio cuesta dejarlo pero que, con el tiempo se volvía una persona mas feliz al preocuparse menos, utilizar ese tiempo en cosas mas provechosas. Tan bueno como dejar el cigarro.

Dado que ya deje el cigarro, que se supone es una adicción mas fuerte que la heroína, veamos como me van con dos semanas de desconexión. Por cierto que serán de maravilla tomando en cuenta que ya comenzaron las campañas electorales. La pregunta de porqué quiero hacerlo es que me he hartado de leer todo el tiempo que el mundo apesta. El otro día me preguntaron ¿crees que se pueda poner peor el estado? a lo que respondí que si, pues la realidad es que no vivimos mal en el sentido en que no temo por mi vida, claro que existe la violencia al azar, claro que la economía esta mal, pero no me estoy muriendo de hambre, no temo salir de noche o que cada mañana se ha desencadenado una crisis nueva que amenaza mi modo de vida, más la verdad es que a veces casi lo creo y llego a desconfiar de mis sentidos, tan solo porque alguien me dice que estamos al borde del abismo para vender mas publicidad de sus anunciantes. Se nos alimenta tan constantemente con información de que vivimos tan pesimamente que terminamos por creerlo, con el mismo método de contar una mentira tan absurdamente grande que no queda mas que aceptarla como real. Las noticias deben ser para estar informados, no para generarnos una paranoia del presente, aún peor cuando se trata del futuro.

Sin embargo la razón mas inmediata fue una foto que ví de un protestante budista en el tibet inmolándose a fuego hace tres o cuatro días, y corriendo por la calle que está apareciendo en todos lados. Hay al menos tres personas en esa fotografía sosteniendo cámaras para documentar el evento en vez de ayudarlo. Me revuelve el estomago que la realidad es que vale mas utilizar el esfuerzo que toma levantar una cámara para vender la imagen de un hombre en un rictus de dolor, que buscar agua o participar en intentar apagarlo. Estoy seguro que se vendió muy bien esa imagen.

Consumo habitualmente un periódico al día, o mejor dicho algunos articulo, comenzado claro, por la nota roja con la extraña esperanza morbosa de encontrar a alguien conocido (cosa que ocurre un par de veces al año), pasando a los columnistas que me interesan (esa es la parte que mas voy a extrañar), la página principal y por último la sección de espectáculos/cultura. Leo unas dos revistas a la semana, no veo noticias en la tele, de cuando en cuando escucho los noticieros de la radio si voy manejando a la hora en que los pasan y voy acompañado por gente que no comparte mi afinidad musical. Hasta ahí, creo que no va a ser demasiado problema evitar las noticias, donde la situación se torna álgida es con el internet: cuando el español de quien copio la idea lo hizo, las redes sociales no eran muy importantes, pero ahora son la columna vertebral de la experiencia en linea. Puedo dejar de lado las páginas de noticias locales e internacionales que sigo, que a pesar que no son muchas, las visito con bastante regularidad, pero no hay manera de evitar que me dejen de aparecer las noticias que comparten en facebook mis contactos, página que aunque también planeo una desintoxicación futura próximamente, en este momento soy demasiado débil para dejar, justificando que va en contra de mis intereses. Procuraré ignorar lo más que pueda esos posts y abrigo la esperanza de no estar más allá de mis capacidades de quitarme otro vicio, que a diferencia de los otros, planeé quitármelo durante todo el mes, pero cobardemente decidí hacerlo solo dos semanas.

Solo soy un ser humano: la carne y el papel son débiles.

 

“Si así fueran las noticias”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s