Día 141.

En el post pasado les platicaba del Juicio del corazón, pero no de su realización. Vayamos pues por el camino de la muerte egipcia, base de casi todas las creencias acerca de la magia y mucha de la religión que conocemos hasta la fecha.

Continuando…

El juicio se realizaba siendo conducido por Anubis hasta Osiris, poniendo el corazón (tal cual, el órgano, nada de tonterías sentimentalistas) en un lado de una balanza y en otro una pluma de la verdad, símbolo de Maat, la verdad y la justicia, que también es un modo de vida, como los mandamientos hebreos. El enjuiciado entonces recitaba frente a 42 jueces una lista de 42 crímenes en forma de negación, como por ejemplo “yo no he robado” o “yo no he pronunciado maldiciones (no palabrotas, creo que eso no es un crimen)”, en caso de que esto fuera cierto, el corazón no se movía, pero en caso de falsedad, podía acusar a su dueño de falsedad, hundiendo la balanza. En dado caso de que el peso del corazón fuera menor que la pluma, todo perfecto, nuestra princesa te espera en otro castillo, Mario; pero si no era así era tiempo de la segunda muerte, siendo llevada a cabo por un animalito simpático con cabeza de crocodilo, cuerpo de león e hipopótamo llamado Ammut.

En el papiro que observé en el museo, se encontraba ahí tal cual, y ciertamente se trataba de una figura extraña, pues era de las pocas imágenes sin forma humana, fuera de lugar, dentro de la cadencia de los dibujos. Supongo que fue diseñado con ese propósito, pues se trata de un demonio (femenino por cierto) también llamado “El devorador”, que ante la culpabilidad hacia honor a su nombre, tragándose al acusado, condenándolo a vagar sin forma, perdido para siempre. La segunda muerte siempre es la peor.

En otras versiones no era Ammat quien llevaba a cabo la sentencia, sino un grupo de mandriles que lo lanzaban a un lago de fuego.

Todo muy padre. Dado mi afinidad por esas cosas, me quede un rato admirando la escena.

Pero bueno, parte de los hechizos del libro de los muertos procura engañar a los dioses (también los egipcios no eran santos, mucho menos idiotas) con lo que buscaban que el corazón no los delatara, evitando ser devorados, lo cual siempre es muy feo.. Igualmente en otros pasajes se pronuncia el nombre divino de algunos dioses, con lo que se lograba controlarlos. “No he cerrado los oídos a la verdad” también es parte de el juicio así como “no soy un mentiroso”, lo cual le da un contexto interesante a como actualmente se sigue utilizando esos rituales de manera distinta por medio de la confesión de los pecados o con la compra de misas para garantizar el camino a la salvación, pero eso es tema para otro día.

¿Que se conseguía después del juicio?

Bueno, como el Libro de los muertos estaba diseñado para la realeza y algunos favorecidos, lógicamente se espera una buena segunda vida, en donde se vuelve parte el ciclo del día y la noche, convertirse en un dios pues o una sobrevida llena de lujos, aunque no existe un paraíso descrito como tal. Claro, como el libro en sí abarca un par de miles de años de historia egipcia, este tiene versiones diferentes, en algunas épocas todo mundo puede ingresar, en otras el Faraón es el único con alma y derecho a pasar por le juicio, mientras sus súbditos son seres que desaparecen al morir; en las versiones mas antiguas no existe el hechizo de suplica al corazón para que no delate, lo que habla maravillas de como se alteraban las creencias a conveniencia. Como ya lo había dicho, muchas creencias existen desde hace mucho, quizá desde antes de que tuviéramos un lenguaje con que registrarlas.

Una lastima que el ultimo hechizo del Libro de los muertos, el 189, no sea canon en nuestra época:

Hechizo para no comer heces o beber orina.

” Lindo tu perro-gato-sapo, Osiris…mas bonito se vería con correa”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s