Día 144.

Eso de llevar gente a la feria en sábado por la tarde no deja nada bueno. Pareciera que alguien hubiera pisado una colonia de hormigas y después les vendiera boleto de entrada para ver a la mujer con cuerpo de serpiente que quedó así por desobedecer a sus padres.

¿En donde me quede?

En el ruido.

Siguiendo con mis sesudos análisis, el ruido es un tipo de contaminación (¡sorpresa!). Es de los que desaparece cuando lo que sea que lo este causando se detiene, y sin embargo como sociedad generamos cantidades industriales en aparatos industriales localizadas en fabricas industriales que pareciera que el ruido es el producto que se vende, lo cual no esta tan lejos de la realidad. Cualquier habitante de una ciudad grande a aprendido a vivir con el ruido de la misma manera en que ha aprendido a tomar tirar los panfletos que regalan en la calle sin leerlos; igualmente cualquiera que viva en un departamento ha aprendido a ignorar los pasos, las conversaciones o los sonidos procedentes de los baños de sus vecinos como una manera de aislarse en la pequeña burbuja personal…  que por cierto, siempre busca alguien penetrar.

¿Quien? Cualquiera que quiera tu atención.

¿Han notado lo difícil que es aislarse completamente del mundo? en este momento me encuentro escuchando música, concentrado en escribir y sin embargo con apenas alzar los ojos un momento encuentro 5 marcas de compañías que quieren que sepa que  consumo sus productos. El perro de un vecino ladra, su dueño barre el patio y a lo lejos escucho un celular. Acaba de entrar alguien en el chat a quien había olvidado que estaba esperando y sin embargo, es una tarde increíblemente tranquila y ninguno de los estímulos presentes está buscando entrar en mi burbuja de manera directa, simplemente sucede porque es parte del precio de vivir cómodamente.

Ahora, sin buscar que ocurra, saliendo a pasear tranquilamente al perro, veamos como lo hacen con intención.

Voy saliendo a la calle, prendo el radio del celular y escucho un comercial. Volteo hacia la esquina y hay dos anuncios de campañas. Alguien ha dejado un menú en la reja de entrada de un restaurant de pollos. Pasa un señor vendiendo elotes en su auto, su bocina esta mal ajustada por lo que se escucha muy aguda. Apenas han pasado 15 segundos y todavía no abro la puerta de la reja. Por cierto que vivo en una zona muy tranquila de la ciudad.

Como todos mis lectores son bien listos, saben perfectamente que el ruido no solo es auditivo, en sí es cualquier señal poco definida o no deseada que interfiere en la comunicación; dependiendo de la intensidad, se marca tal o cual cantidad de ruido o interferencía. A pesar de que la contaminación visual, auditiva o sensorial pueden ser independientes una de otra, en términos de la vida moderna, la mezcla de contaminantes puede ser definida como ruido. Si decido pasar la tarde en el centro de la ciudad, la sobrecarga sera masiva, regresaré cansado sin exactamente saber que hice, solo con la idea de que no vuelvo a ir al centro…. o acostumbrarme.

Que es exactamente lo que se pretende.

¿Que tiene que ver con el post de ayer? Descúbranlo amiguitos, en el de mañana…

“Señora, por favor, callese el #$%& hocico”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s