Día 176.

Me acuso, padre, de el pecado del orgullo. Para esta tercera parte me puse a leer un poco de fuentes a pesar de haber dicho no hacerlo, peor aún, comencé a utilizar la información. En penitencia, he borrado lo que ya había escrito y comienzo de nuevo.

Así en la tierra como en el cielo.

En el libro Bola de sebo de Maupassant, sale mi monja favorita de la literatura: en un carruaje viajan  personajes franceses huyendo de la guerra, entre ellos, una anciana monja educada en lo rancio del dogma(así viene descrito) que acepta y alienta a que la protagonista se prostituya con un soldado para que puedan continuar su camino, justificando que un acto malo puede convertirse en bueno para salvar sus vidas. Después que se realiza el intercambio de fluidos y son libres, la monja cambia su semblante y juzga a su salvadora frente a todos como una sucia pecadora a la que hay que señalar y despreciar.

Creo que de esa ambivalencia nace la caricatura de la monja perversa.

Una interpretación muy socorrida del sadomasoquismo es la de la dominatrix en su traje de cuero entallado con un látigo de nueve colas humillando verbalmente (y con un par de chasquidos del látigo) a su pareja/esclavo/cliente. Ahora lo único que falta es un velo, un crucifijo y voilá, la fantasía se ha completado.

¿En donde la pueden encontrar? En los lugares de siempre: cine, comics, videojuegos, música. Del primer ejemplo existe todo un subgenero de cine vixen de los años sesenta y setenta que sigue las aventuras de novicias entrando a un convento en donde son abusadas sin piedad por sus propias compañeras de reclusión, o siendo las victimarias. De estas pueden checar las obras del director italiano Passolini, con sus versiones del Decameron o Los 120 días de sodoma, caracterizadas por su atención a los detalles sórdidos. En comic los mexicanos siempre lo hemos hecho mal, o por lo menos extraño. Recuerdo haber leido de niños unas noveletas de dos pesos con nombres como Historias policiacas o el famoso Lagrimas y Risas, donde salian monjas en habitos entallados enamoradas del panadero y pasandose las noches cuestionandose su fé y luchando contra sus instintos básicos, a veces ganaba la virtud, en otras la calentura. En cuanto a videojuegos, Bayonetta inicia justamente con la protagonista en un traje de monja blanco antes que cambia por un atuedo apropiado para pelear con diversas categorias de ángeles que incluye imitación de cuero hecho con su propio cabello y estilettos (Japón representando). Por cierto uno de dichos angeles de forma fenemina es presentado recorriendo su entrepierna con su mano y soltando un gemido de “extasis celestial”.Nada de sutileza en estos ejemplos, lo sé, pero es que es parte del genero. ¿De qué sirve tanta parafernalia si no es para utilizarla?

En el campo musical, el metal y EBM son generos que les gusta jugar con este imaginario, para muestra, la canción Cristian Woman de Type O Negative que inicia con la frase “Forgive her, for she kwons not what she does” y en algún punto se pregunta “Would you suffer eternally or internally?”. O en la otra parte de la fillia, la portada del disco Fuck off and die de Alien Vampires que muestra a una monja con un traje estilo nazi y una mascara de gas disparándole a alguien fuera de cuadro.

Hay mucha tela de donde cortar. Tan facil como buscar un traje para el proximo halloween de monja para ver que no es de corte reglamentario y va a atraer miradas.

Como les comentaba hace dos post, el asunto se trata de una ficción muy especifica de provocar o ser provocado por alguien a quien la sexualidad le es vedada, que a final de cuentas, ¿que puede ser más delicioso que lo prohibido? e igualmente ¿que puede ser más peligroso que el castigo de seducir a una novia de Cristo?

Todo es simbolismo para ambos lados.

Para terminar, al fondo encontraran la imagen del Ëxtasis de Santa Teresa, una escultura del siglo XV donde podemos apreciar en rostro de Teresita que se encuentra muy…satisfecha de recibir la…. gracia del ángel.

Les dije que no es un tema nuevo.

Featured image

“Y mi viña, que era mía, no guardé. – Cantar de los cantares 1:6”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s