Día 197.

Un día como hoy, Will Smith y Jeff Goldblum nos salvaron de la invasión extraterrestre para después fumar puros. Gloria a nuestros heroes.

Me quedé en China (no la que está en Nuevo León), preguntando si la propaganda y el ejercito fueron las piezas movibles que llevaron a la gran purga de la revolución cultura.

Si, claro. Pero, hubo otro elemento aún mejor. Se le dio a los jóvenes la autoridad de hacer lo que se les diera la gana.

El chiste de la revolución cultural radicaba en la idea de que la sociedad se encontrara en revolución permanente, como método de control. En este caso, se trataba de quitar las cosas cosas viejas (costumbres, ideas, cultura y hábitos). Para ello, se fueron juntando grupos de estudiantes, se les dio autoridad para denunciar e invitar a cualquiera que tuviera una actitud burguesa a reflexionar y ver que la manera de Mao de pensar era la correcta.

Mao personalmente les dio autoridad sobre la sociedad civil, paralela a la de el propio partido, pues esto le servía para mantener a sus enemigos políticos a raya. Pronto en todas las escuelas se generaron guardias rojas organizadas en volver a China un mejor lugar.

Bueno, no.

Como todo debía ser nuevo, pues había que destruir lo viejo, por lo que procedieron estilo marabunta, a destruir libros, museos, templos, cualquier cosa que no fuera comunista en pocas palabras. Se cansaron muy rápido de ser buena onda, así que comenzaron a golpear, robar, violar y en poco tiempo a asesinar de manera eficiente, como por ejemplo, tomaban “sospechosos” de entre la sociedad, los juntaban, fusilaban a unos mientras a otros no, tan solo para sembrar terror entre los sobrevivientes.

Se pensaría que era con completa impunidad, pero no, salir libre de un crimen sin castigo, es impunidad; aquí tenían permiso total y no eran regulados mas que por ellos mismos. La filosofía del movimiento se reducía a “Mao es sabio, nosotros estamos con Mao, por tanto estamos en lo correcto.”

Como era de esperarse, muy pronto las cosas se salieron de control dentro de los mismos guardias rojas, en donde los moderados tachaban de salvajes a los radicales y estos, a su vez los tachaban de traidores a la revolución. Se comenzó a atacar a lideres del partido popular, claro, siempre dirigidos por los intereses personales de Mao de deshacerse de enemigos. Lo único que tenía que hacer era sugerir.

Pronto, los guardias rojas eran demasiados para ser controlados, corrompidos por el poder y anárquicos,  así que dejaron de ser útiles.

Un año después de la creación de los guardias rojas, Mao decidió que ya era tiempo de otra revolución contra la opresión. Ahora los opresores eran los guardias rojas, así que contra ellos aventó al ejercito.

¿Saben en que año fue? 1968.

La excusa fue que como era posible que si se habían dado ordenes especificas de que solo invitaran y denunciaran, porque habían hecho sufrir a la población, así que ahora era la obligación de estos jóvenes estudiantes convertidos en para-militares resarcir los daños, teniendo que ceder sus posesiones a los necesitados, no importa si no fueran de ellos sino de sus familias ¿para que? el objetivo que por cierto se cumplió era la destrucción de el núcleo familiar, sin este, los ciudadanos se quedaron sin opciones mas que la obediencia ciega hacia el estado. Pero primero, nada como unas saludables golpizas por parte del ejercito y unas buenas ejecuciones en masa de guardias rojas.

Después de eso, y hasta la muerte Mao, en el ’76, hubo siempre un estado de constante guerra civil, etapa que por cierto, está hasta la fecha prohibido discutir en China, mientras la figura de Mao sigue siendo reverenciada de una manera incomoda.

¿A que toda esta monografía acerca de la revolución cultura?

No se, simplemente últimamente escucho que todo mundo dice que no se hace caso a la historia y que estaría padre una revolución, así que se me ocurrió platicar un poco de historia de un momento que me resulta fascinante, parte del movimiento mundial del 68, del que poco se habla.

Y que, por cierto, básicamente no fue diferente a ninguna otra revolución en la historia.

“Adorables con sus libritos rojos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s