Día 208.

Me soñé como personaje de una historieta de Sensacional de mercados o albañiles o plomeros o yo que se, donde vivía en una vecindad y me tiraba la que cobraba las rentas, cuyo marido se había ido tras una pelea. Obvio, estaba de muy buen ver como en todas esas publicaciones que creo ya no existen. Parecía una vida divertida.

Regresando al mundo real, quinta parte de esta serie al satanismo, que en este punto se va a tornar escabrosa.

Siguiendo en la edad media y entrando al renacimiento, tanto la iglesia como el estado en diversas regiones europeas encontraron chivos expiatorios para todos los males del mundo, que en aquel tiempo eran la guerra, la peste y la pobreza, en la forma de brujas y judíos. A las primeras se les acusaba de tener pactos con el diablo para obtener sus poderes, celebrar misas negras, envenenar pozos, rechazar a Cristo. A los segundos, de robar la Eucaristía, secuestrar niños para sacrificarlos y con su sangre desecrar la robada Eucaristía, e igualmente rechazar a Cristo. La otra cosa de que se les acusaba a ambos, era de celebrar el Sabbath (no importaba lo que en realidad es), que, simplemente se volvió un adjetivo para definir una misa donde se llegaba montando chivos negros voladores, se hacían bautizos en el nombre de Satán, se le invocaba para besarle el trasero, pisar la cruz, orgías homosexuales o “ayuntamiento” con el demonio.

Obvio, nada de eso era cierto, aunque el mundo seria mejor si pudiéramos montar chivos negros voladores.

Claro, esto llevo a las famosas cacerías y correspondientes quema de brujas, que se calcula lo mas bajo en 40,000 muertas en la hoguera por todo el continente europeo; masacre y expulsión de comunidades enteras de judíos así como persecución de algunos nobles importantes bajo argumento de crímenes horrendos.

De estos últimos se encuentra Guilles de Rais, compañero de armas de Jeanne D’arc, a quien se le acusó de secuestrar a 40 niños, sodomizarlos, desmembrarlos, decapitarlos o matarlos a palos para conseguir el favor de un demonio llamado Barron; obvio, fue ejecutado en 1440. Tenemos a Elizabeth Bathory que en 1610, fue acusada de torturar y mas matar a mas de 600 vírgenes para obtener sus sangre, bañándose en ella para mantenerse joven, quien fue encerrada en su castillo hasta su muerte mientras se colgó a sus complices. Tenemos un poco mas adelante, en 1677, llamado “Asunto del veneno” donde a se acusó a una enorme cantidad de aristócratas franceses de envenenar a los pobres, realizar misas negras y asesinatos; en total se ejecutaron a 36 personas por ellos y se encarcelo o exilio a un numero mayor, los que quedaron, perdieron por completo su posición privilegiada para ellos y sus descendientes.

De estos y muchos otros casos, los juicios consistían en torturas para sacar la verdad, en forma en golpes, quemaduras con hierros y la infalible “cura de agua” en donde se obligaba a ingerir agua a través de un embudo, llenandole el estomago al acusado mientras se encontraba acostado boca arriba. Bastante doloroso asunto.

Obvio, casi todos confesaban.

Pero…¿porqué?

Por lo mismo que se hacen las cosas actualmente. Dinero y poder. Los asesinatos políticos son tan viejos como el mundo y la propaganda se ha mantenido como uno de los mejores métodos de control. ¿Hay algo de verdad en alguna de estas acusaciones? Digamos que sí, que mas de una de estas muertes no fue inspirada para confiscar propiedades, mantener a la población en constante miedo, o en el caso particular de Báthory, cancelar una enorme deuda que tenía el rey Mattias II de Austria con ella. En ese caso, si para agarrar a una bruja hay que torturar a toda una población, debe valer la pena.. ¿no? Dichas practicas fueron llevadas igualmente al nuevo mundo, donde la gente local aprendió rápidamente que la mejor manera de evitar ser perseguida era por medio de renunciar a su fe (y eso que no tenían almas), igual como lo habían aprendido los judíos antes que ellos.

Continua en el siguiente post, regresando al mundo moderno.

“El diablo disfrutando un día de campo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s