Día 209.

Escuchando ¡Viva Satana! de Babasonicos para calentar para este post. Siempre ha sido una de mis canciones favoritas, aunque poco tiene que ver con algo diabólico. Es un homenaje a una actriz de la vida real del cine Vixen, que tenia unas enormes… cualidades

Además de ser ruda.

Sexta parte, ya para ir cerrando esta serie sobre satanismo.

Durante los finales del siglo XIX y mitades del XX el ocultismo tuvo un apogeo en la forma de sociedades secretas que, digamos que de tanta sobrecarga de que tenían que existir, resultaron formándose. Ordenes como La sociedad teosofófica de Madame Blavatzky, La orden hermética del amanecer dorado de Alisteir Crowley, los rescatados rituales masones, la propaganda antisemita en forma de los rumores sobre Illuminati, los posibles rituales paganos de Himmler durante el nazismo, en fin, un rompecabezas enorme de un renovado entusiasmo por todo lo que fuera conocimiento oculto envuelto en cantidades industriales de humo y espejos de lo que poco se podía sacar, pues en su mayoría, son un revoltijo de diversas expresiones culturales tan antiguas como la humanidad misma… o al menos eso pregonan. Tratar de sacar algo en claro de pseudo-ciencia siempre termina en una discusión acerca de la falta de abrir la mente o de poca fe. Algunas de dichas enseñanzas tienen tintes, guiños, justificaciones o remixes de conocimientos malditos, pero se dedica exclusivamente a ello.

Sin embargo, llegado los años sesenta, un tipo llamado Antón LaVey, decidió ser mas listo, aprovechado siglos de rumores de que, debía existir en algún lugar un culto de adoradores de Satán, después de todo, siglos de sermones así lo afirmaban. Ante esta carencia, simplemente creo dicho culto a la que llamó La iglesia de Satán.

¿Que tanto azufre hay en esta iglesia? Depende del criterio de cada quien.

La organización como tal, rechaza la existencia de seres sobrenaturales.No cree en el diablo, no cree en un dios, pregonando en cambio el triunfo del ser humano sobre sus propios instintos de una manera completamente contraria a la pregonada a la iglesia católica: en vez de reprimir y castigar, dejar salir y premiar. Hedonismo sobre todas las cosas, el cumplimento de los deseos terrenales siempre y cuando no se dañe a nadie.

En pocas palabras, tiene mucho del pensamiento hippie de la época.

LaVey, escribe una Biblia Satánica, en donde plasma los fundamentos de su iglesia, haciendo una distinción curiosa en el prologo, donde explica que el libro en si, no tiene nada de nuevo, que está dividido en partes que son reales y otras que son solo fantasías, que lo importante es saber distinguir entre las dos. Dicha Biblia cuenta con conjuros para invocar demonios (recordando que son simbólicos), instrucciones para realizar misas negras hechas y derechas (que habitualmente terminan en sexo), al mismo tiempo que pregona un estilo de vida libre de las ataduras sociales (muy estilo new age).

¿Que tan complicado es conseguir dicha Biblia? Depende de que tan bien sepan manejar google o gastar diez dolares por su versión en papel, en ingles. La iglesia está localizada físicamente en Estados Unidos y no ha hecho ediciones para latinoamerica. La intenciones de dicha iglesia distan mucho de ser “diabólicas”, construyendo mas bien una herejía basada en los cliches de siglos, pero dentro de limites legales.

¿Decepcionados de que no existan adoradores como tal de un demonio oscuro, enemigo de Dios con patas de chivo, cuernos y pene de metal caliente (si, es parte de la imagen medieval)? No se preocupen, en la siguiente y última parte, les cuento como es que si existen.

“Entonces me dijeron: ¡Hey tú, si tú, el de la cara de chivo! ¡no nos gusta la gente como tú por aquí!”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s