Día 223.

El filósofo Chuang Chou escribió cuatrocientos años antes de Cristo:

Once upon a time, I, Chuang Chou, dreamt I was a butterfly, fluttering hither and thither, to all intents and purposes a butterfly. I was conscious only of my hapinness as a butterfly, unaware that I was Chou. Soon I awaked, and there I was, veritably myself again. Now I do not know whether I was then a man dreaming I was a butterfly, or whether I am now a butterfly, dreaming I am a man. Between a man and a butterfly there is necessity a distinction. The transition is called the transfomation of material things.

La versión abreviada y conocida: Soñe que era una mariposa y al despertar me pregunté ¿soy un hombre que soñó ser una mariposa, o soy una mariposa que sueña a ser hombre?

La irrealidad existencial es un concepto fascinante, tan antiguo como el pensamiento y del que me gusta escribir.

He escuchado en variadas ocasiones que los animales no dudan de su naturaleza a diferencia de nosotros los humanos: un tigre actúa como un tigre porque es un tigre, punto. Su naturaleza es esa, vive y muere por su instinto, puedes sacar al tigre de la selva pero no la selva del tigre. Estas frases como base de un manual de autoayuda o canción de Arjona son excelentes, sin embargo como axiomas tienen huecos ¿como podemos afirmar cual es la naturaleza del tigre? ¿acaso al ser incompetentes en nuestro propio sentir nos hace competentes en el sentir de otra especie? ¿realmente al sacar al tigre de la selva y convertirlo en un animal de circo o atraparlo en un zoológico no altera su naturaleza? Esta última cuestión podemos visualizarla desde los pandas y los esfuerzos del gobierno chino de evitar su extinción; un asunto curioso en que los pandas alejados de su entorno parecer olvidar hasta como reproducirse y la reinserción de las nuevas generación a su ambiente natural es una labor compleja, que implica personas disfrazadas de panda entrenando a los pandas a ser pandas.

De cuando en cuando aparecen noticias de leones y tigres que escapan de circos, entran en algún rancho y matan ganado. Inmediatamente uno pensaría “ah, es que es su instinto de cazador”. Lo cual resulta lógico hasta que consideramos que en su entorno natural cazan para comer, no porque esa sea su única actividad. Habitualmente los felinos fugitivos son capturados en un par de días, tiempo muy corto como para que necesiten alimentarse y sus presas suelen encontrarse apenas devoradas, a diferencia de su comportamiento al aire libre de comer lo mas que puedan y llevarse el resto ¿es entonces esto un acto instintivo habitual? no lo se, pero más parece el acto de alguien estresado y acostumbrado a comer todos los días a sus horas. Se que estoy estirando demasiado la analogía, pero el punto que trato de tocar es que jugamos mucho como especie a que somos diferentes (y por tanto mejores), que otras especies. Nos gusta generalizar conceptos para adaptarlos a nuestro limitada visión, no como una acto de ignorancia malévola, simplemente es lo que podemos manejar.

Recuerdo cuando liberaron a Keiko.

O Willy, como conozcan a la ballena orca de Reino Aventura. Vivió casi toda su vida dando espectáculos marinos con tan buena fortuna, que protagonizó una película en que hace lo mismo, pero un niño gringo la ayuda a escapar y regresar a vivir al mar lejos de sus explotadores. Todo un éxito que hizo llorar con su inspiradora historia, al grado que se realizó una campaña de ambientalistas muy fuerte para hacerla realidad y ayudar a Keiko a escapar de la horrible realidad en que vivía, esclavizada para la diversión de los malditos humanos inconscientes. Hubo tanta presión internacional, que creo un programa de reinserción, se invirtieron millones de dolares, se contrataron expertos que trabajaron años para llevar a cabo el proyecto de liberación y se le llevo a su ambiente natural. Punto para los buenos. Excepto que Keiko no logró adaptarse, buscaba compañía humana en los puertos, no podía alimentarse adecuadamente y murió de pulmonía. Una ballena muerta por la complicación de un resfriado. Upsi. En este punto es donde me pregunto ¿acaso fue que fallaron sus instintos? no creo. Lo que falló es nuestra limitada concepción de como son las cosas y como creemos que deberían ser. Le asignamos a un animal nuestros deseos esperando que sucedan porque así es como funciona el mundo ¿no?

Este… no.

El hecho es que somos seres indolentes que no gustan de cuestionarse. Si decimos que los perros descienden del lobo, entonces no hay problema de cuando me harte mi mascota llevarla al cerro y abandonarlo a su suerte, porque por instintos salvajes va a sobrevivir ¿no?

Tampoco.

Entre las opciones de hacer lo correcto o no, buscamos la opción que nos genere mayor satisfacción inmediata y nos permita justificarnos. Estoy seguro que la gente que preparó la liberación de Keiko, sabía que las posibilidades de que sobreviviera eran remotas, pero ya era muy tarde para echarse para atrás y sería aceptar un error, cosa que nos resulta impensable. Igualmente estoy seguro que muchas de las personas que apoyaron su liberación, una vez hecho su demanda la olvidaron y siguen con sus vidas, porque después de todo, ya se sentían bien por haber alzado su voz y pensar que estaban haciendo lo mejor. Mucho de este pensamiento mágico proviene de nuestra necesidad de ser superiores y buscar demostrar ciegamente que lo que pensamos es lo correcto.

Si quiere vivir, lo va a lograr o dejemos que la naturaleza siga su curso, son frases que también he escuchado mucho. Es porque son fáciles de decir y porque nos hace creer que somos algo que no somos. Entre un hombre y una mariposa hay la necesidad de distinguirlos y la transición es llamada la transformación de las cosas materiales, son parte de la idea que desarrolló  Chuang Chou y comparto al inicio de esta publicación, pero preferimos reducirla a la parte bonita del sueño y la mariposa porque nos hace sentir inteligentes y profundos sin necesidad de meditarlas mucho.

Bendita nuestra visión de tunel.

panda-tao

“Te lo juro, yo también duermo en un recipiente para pandas azul”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s