Día 246.

Terminando de comer. Poco a poco las fechas van tomando forma para comenzar a escribir de manera mórbida, lo cual llevo meses rumiando pacientemente. Iré subiéndole de tono poco a poco durante los próximos meses intermitentemente.

Antes de comenzar a entrar a dichos temas como es debido, escucho la anécdota de una señora que se resbaló en el baño, cayó y se provocó una hemorragia interna que la tiene entre la vida y la muerte.

Insensible como soy, no pude evitar  soltar una risita.

No, no porque me cause gracia la desgracia anónima ajena (eso es un tema complejo para otra ocasión), si no porque justo me vino el recuerdo de un amigo a quien llamaremos Jose R… no, demasiado obvio, J. Raspete mejor, para mantener el anonimato.

Realmente no se como varios de mis amigos mas cercanos y yo sobrevivimos a la adolescencia. Se que hay un inherente vinculo con dicha etapa y la búsqueda de emociones fuertes, pero muchas de las cosas que hacíamos sobrepasaban la linea de la estupidez. Mientras los demás adolescentes encontraban en el alcohol una razón para hacer estupideces peligrosas, con nosotros el ciclo fue al revés, pues el alcohol fue lo que redujo el nivel de dichas estupideces. Baste decir que cuando salió Jackass al aire, el consenso habitualmente era un “como no se nos ocurrió antes”.

Claro, hubo accidentes, victimas, victimarios y muchas cicatrices, algunas de las cuales se mantienen hasta ahora. Sin embargo, no hubo fatalidades, lo cual  puede considerarse poco menos que milagroso. Los detalles de dichas aventuras me las guardo, por respeto a los involucrados y porque algunas eran francamente ilegales, basadas habitualmente en la ocurrencia del momento.

Todas estas tonterías habitualmente llevaban un modelo filosófico detrás, basada en la ideación de J. Raspete, quien pensaba (creo que lo sigue haciendo hasta la fecha) que la vida puede terminarse en cualquier momento. Parafraseando era algo así como “un día entras al baño, no te fijas que está tirado el jabón en el piso; lo pisas, te resbalas, te rompes el cuello y se acabó, así de fácil…. si me voy a morir, mejor que sea haciendo algo que quiera hacer”.

En aquel momento tenía perfecta lógica… es mas, hasta la fecha la sigue teniendo. Llego al punto que el reducido grupo de amigos se volvió muy hermético, pues de cuando en cuando alguien intentaba entrar, terminando habitualmente por no repetir  debido a que no aguantaban el poco valor que que aparentemente le dábamos a nuestra existencia, aunque justamente era todo lo contrario: nuestra experiencia no era una destrucción lenta basada en químicos o vicios (esos los agarramos mas adelante, cada quien su veneno) sino una caída libre, rápida y feroz,habitualmente sin redes de protección, sin ningún fin especifico, tan solo comprobar que se podía hacer.

Actualmente, ya con un buen de rato a cuentas en el universo,  cada quien de ese grupo tomó un rumbo diferente en la vida (obvio), de cuando en cuando seguimos haciendo estupideces cuando nos vemos, pero hay que admitir que los huesos ya no soldan tan rápido, así como las responsabilidades de cada quien ha cambiado la concepción personal de que es aceptable de hacer o hasta que grado.

Se perfectamente que la vida puede cambiar en cualquier momento, es mas, personalmente ya no me es valida la idea de arriesgarme solo por el placer de hacerlo; últimamente he tenido un par de platicas con concepciones diametralmente opuestas de lo que esto conlleva. También sé que no soy inmune al igual que las personas que me rodean, a simplemente desaparecer por acción del azar, es una de esas cosas que van en las letras pequeñas de un contrato nunca firmado que nos autoriza a caminar sobre la tierra… una purulencia de una enfermedad que todos padecemos.

Y sin embargo, no pude evitar soltar una risita porque alguien a quien no conozco se resbalo en el baño. Lo repito: crecí mal.

“La maldición nuestra, danola hoy”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s