Día 266.

Tercera parte. Estaba seguro que tenia los posts divididos de manera correcta, ya veo que no. Me está tomando mas tiempo del esperado revisarlos y publicarlos. Que es justo lo que pasa cuando uno se confía que ya tiene todo resuelto.

Sigamos.

Serían las siete de la tarde en el Hell and Heaven cuando los niveles de alcohol en mi sangre comenzaron a pasarme cuenta.

Fui a ver a Brujería, lo cual es un sueño que tenía de adolescente, e hicieron un show excelente (Chingo de mecos rifó), que ya para ese momento el cansancio comenzaba a asentarse, pero todavía llevaba buena pila, ademas que seguían los silloncitos disponibles para vegetar un rato. Para ese momento, todo se reducía a esperar a Overkill, Moonspell y Fear Factory. Había rumores que Moonspell había cancelado, pero nada confirmado. Como a esa hora, se volvieron realidad. Ademas de última hora, Overkill había fallado también.

Fuck.

Las filas en los baños comenzaron a hacerse largas, la gente (incluyéndome) buscaba cualquier lugar para orinar, veía chuecos y de malas a los amigos que me encontraba, pero yo me me encontraba de excelente humor… todavía. Fui a ver como era la dinámica de conseguir autógrafos  que la verdad me importaba un cacahuate pero, quería la experiencia completa, a lo que descubrí que se iban a rifar, por lo que se pedía se pusiera el nombre en cajas de sorteo, que después no se respetaron. Lo se porque cuando había una fila enorme para la caja y simplemente, me la salte, en parte sin querer, pues mientras pedía información, tomé una papeleta y la metí en la caja antes de que me pudieran decir nada. Igualmente después que terminó de tocar Fear Factory (que la verdad esperaba mucho mas de ellos, pero tuvo mucho que ver que el sonido estaba muy mal ecualizado) no se como pero me metí casi al frente de la fila para autógrafos que se encontraba anexo al escenario principal y terminé reclamándole muy ebrio a Burton Bell por no haber tocado New Breed, a lo cual me respondió con un amable “there was no time” con sentido de “chinga tu madre”.

Iba saliendo cuando volteo y ¿con quien me encuentro? Dave Mustaine en persona a unos veinte metros a mi izquierda preparándose para subir al escenario.

Oh.My.God.

Decidí que quería saludarlo y ser su mejor amigo (repito estaba ebrio como una cuba), así que me acerco, me detiene un tipo de seguridad. Le digo que trabajo para un periódico de Morelia, me deja pasar, éxito.  Avanzo otros 10 metros, me vuelven a detener, pero el segundo guardia no cae en el mismo truco. Fail.

Ni modo, regreso a mi lugar de primera fila, completamente seguro que Megadeth no ha cancelado, vuelan vasos con liquido transparente que seguro no es cerveza. La gente simplemente se ha rendido de ingresar a los baños. Después de unos minutos estoy empapado, se que la orina es estéril  pero eso no ayuda en nada. Voy al puesto de cervezas donde ya están cerrando (me asombró que aguantaran tanto) y le pido a uno de los empleados que si me deja usar el agua que quedó de los hielos derretidos; me quito la camiseta, con lo que procedo a darme un baño a las 10 de la noche con agua helada, que no solo resulta higiénico sino también tonificante. Descubro agradablemente que no tengo demasiadas heridas en el cuerpo de todos los golpes durante el día, me pongo una camiseta que acabo de comprar y regreso a la zona VIP.

De todos modos me vuelven a mojar casi de inmediato.

Termina en el siguiente post.

“Dave Mustaine es dios”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s