Día 290.

Wake up in the morning feeling like P Diddy.

Ayer fue un día de escritura muy ajetreado por lo que me dormí a las 9. Tuve sueños de que viajaba al polo sur, pero acababa en el polo norte, en donde el agua hervía y de donde saltaban tiburones y cachalotes. Después de esquivar varios, golpeé a uno de los primeros en la nariz varias veces (pero sin mucha fuerza, después de todo era un tiburón rayado), recordando que eso es se debe hacer en esos casos según un programa de supervivencia que vi alguna vez. En respuesta, el tiburón brinco con mas fuerza y me arrancó un pedazo en el costado. No queriendo morir, hice la opción mas sensible: reinicie el sueño.

Dado que ya es octubre (mí mes favorito del año y el que no sé porque siempre termina tan rápido)  lo dedicaré a escribir cosas oscuras. Obvio, no tienen que ser de terror, sino ir practicando el arte tan mal conservado del estudio sistemático de la naturaleza inhumana que es la parte mas humana que tenemos. Vale recordar la frase de Goya: El sueño de la razón produce monstruos; lo mas probable es que esta idea se refiera a la guerra y a las horribles cosas a las que pueden llegar las personas si se lo proponen.

Recuerdo una historia en donde el personaje se sumerge dentro de el mar, buscando el lugar mas oscuro de su ser para encontrar la fuerza para cobrar venganza; la búsqueda de conocimiento enfrentando la aniquilación directa en la que la lección no puede ser repetida. Cae cada vez mas profundo, mientras el agua se enfría, volviéndose negra sobre sus sentidos… pasa por el dolor desesperado de el hervor de su la sangre contaminada en ahogamiento, comienza a perder el conocimiento mientras justo encuentra en ese momento la paz de dejar todo atrás, dejarse envolver por la suavidad de la muerte, olvidar lo que lo ha llevado ahí, todo con una promesa de finalidad, descanso, tranquilidad.

No lo acepta.

En respuesta reclama cada musculo, cada fibra, negando su propia mortalidad a base de una fuerza de voluntad retorcida en la que lo único que importa es no morir hasta haber vaciado la podredumbre de su alma sobre otro ser… y sobre cualquier otro que se atraviese en su camino. Asciende poco a poco, siguiendo la luz en la superficie, con pulmones colapsados y la mirada perdida en escarlatas.  En algún lugar sabe que se esta condenando, pero eso carece de importancia, tan solo un eco bajo las aguas que impasibles lo dejan subir, pues tarde o temprano regresará, como lo hacen todos. Cuando por fin llega a la superficie, después de una eternidad desperdiciada, siente como le quema las entrañas el oxigeno después de haber dejado que todo colapsara.

Ha aprendido que la agonía eterna es la recompensa por regresar a mundo del que ya no es parte. Se le ha imbuido con la certeza de una no-muerte, en realidad nunca ha salido del fondo del mar, tan solo se ha convertido en el instrumento de los rencores a la orilla del abismo.

Y eso, le place.

Continua mañana.

“Vengeance is mine”.

Anuncios

2 Respuestas a “Día 290.

  1. entiendo esa es la parte obscura del ser humano, algo tan inaccesible en la propia estructura del sujeto, por ello el cambio sea hace funesto. A mi parecer la agonía comienza antes de sumergirse, el miedo invade solo sentidos, es decir, esa sensación de extrañamiento que produce escalofríos al no comprender que hay el fondo, y en algunos otros casos en la superficie, porque cuando se llega a ese punto es indiscutible que ya no es el mismo lugar al que “pertenecías”, pero el evento disyuntivo más estremecedor es que tu ya no eres aquel, entonces nunca podrás retornar al punto de partida. El no darse cuenta de ya no ser parte de aquel mundo deja una sabor agónico sin posibilidad de representación. No es obscuridad lo que acontece en el interior ( o exterior, dependiendo de la visión subjetiva) es ignorancia, cualidad condicional del humano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s