Día 292.

No vas a vivir por siempre, así que vive ahora.

Así canta Lemmy, yo le creo, porque Lemmy lo puede todo, lo sabe todo, tiene un espacio en mi corazón. Cuando un tipo que solo come carne, toma whisky, rockea todo el tiempo y ademas rebasa los 60, da consejos de vida, hay que prestar atención. Alabado sea Lemmy.

Terminemos con esta sanguinaria serie, que lleva por tema la venganza.

Hay que mantener siempre presente que todas las pasiones son un veneno, en el que o se dejan salir o envenenan al portador, siendo el deseo de cobrarse contra las injurias reales o percibidas una de las mas difíciles de entender en lo que lo desata, al mismo tiempo que es terriblemente sencilla de satisfacer, al grado que suele cobrarse a peso el garbanzo (¿si se dice así?) La sin razón de subir siempre las apuestas, es una constante agradable que retoma la clásica discusión de la delgada linea entre la justicia y la venganza. Cada cultura, cada persona, considera de manera diferente lo que es un castigo válido ante una ofensa o un daño ¿cortar la malo estilo musulmán o seis meses de prisión al estilo mexicano a quien robe una cartera? es un ejemplo completamente extremoso, en la que no hay una respuesta que se pueda discernir con simplezas, pues tal es la naturaleza de la bestia.

La cual su alimento preferido es la fantasía.

En si el acto de llevar a cabo una retaliación es aburrido, sobre todo cuando se puede realizar sin problemas. Sin embargo, cuando esta no puede ser alcanzada inmediatamente o que se ha adquirido el gusto por la destrucción ajena, es cuando toma un carácter entretenido. La planeación es se vuelve desde un hobby hasta un modo de vida, en la que se desarrollan mentalmente (o por escrito, como Bob Patiño) cada evento, escenarios posibles, variables, armas (que pueden ser tanto verbales, escritas o pasar a lo físico , quizá buscar una confrontación directa o ir escalando poco a poco las hostilidades. Justo en este punto es donde se puede pasar a la obsesión. Si, hay un objetivo, todo va a tomar un rumbo definido, con suerte se satisface dicha pasión con y se sigue adelante en un escenario perfecto.

Pero si no…

Una parte bien padre de tomar revancha es la justificación, el convencimiento absoluto de tener la razón, el razonamiento enfermizo que lo que se hace no es algo malo, sino necesario. Entrar a un McDonalds con una escopeta, dispararle a clientes y empleados porque el mundo no es justo, es algo que ha ocurrido (y volverá a ocurrir) bajo la premisa de que alguien tiene que pagar, quien sea, pudiendo llegar a cegar la existencia del vengador después de eso. Hay un punto de quiebre donde se deja atrás la noción de humanidad, empatía o simplemente que importe el daño que se genera: lo que importa es poder saber que el otro sufre… que no necesariamente disfrutarlo.

Despues de que se ha llevado a cabo el asunto, viene el momento de satisfacción o la seguridad de haber actuado, pero mas tarde que temprano va a llegar la realización de que ya termino. No hay mas. Lo único que se puede hacer es recordarlo, pero en el recuerdo pierde el lustre. Se ha inviertido una parte importante de uno mismo en dañar a otro ….¿y….ahora?

Quedan tres caminos.

El olvido, el arrepentimiento… o la repetición.

Es lo mismo que sucede con cualquier otra pasión. Si se abusa, se convierte en un vicio.

Un saludable deseo de venganza es algo a lo que nadie aspira, como igualmente nadie aspira a ser un drogadicto responsable. ¿Pero acaso la respuesta está en poner la otra mejilla? Quizá sea cosa de moderación, elegir cuando soltar los perros de guerra, evitar las batallas innecesarias.

Es aquí donde vale la pena cuestionarse… ¿que haría Lemmy?

“¡No sabe el alacrán que se echó encima!” 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s