Día 349.

17 días para el fin del mundo.

It’s not a “play another game”.

Bueno, por la tarde en la Feria del libro de Guadalajara, estoy ingentando, decepcionado y un poco confuso. El lugar es una maravilla lo acepto, está llenísimo de gente comprando libros, lo cual me parece inesperado, pero se siente hueco, sin sentido. Es un centro comercial después de todo, no siento el aura de conocimiento o el trabajo del escritos, solo de las editoriales con sus practicas antiquísimas  Elegí este día porque por la noche toca Astro, banda chilena que me gusta y con la que siento que justifico un poco el gasto de venir aquí. En este momento es lo que me mantiene todavía con ánimos de quedarme. Hay un encuentro internacional de cuentistas, al cual entro después de hacer media hora de fila, esperando aprender algo del oficio.

Y de repente descubro que hago aquí.

Just don’t wanna let you down.

Desconozco a los participantes, la dinámica o si solo se va a tratar de echarse porras entre ellos mismos de lo bueno que es la literatura y lo malo de los ignorantes que no leen, como es costumbre escuchar en conferencias así, pero no. Todo lo contrario. Tras una pequeña presentación cada cuentista hace su trabajo: contar un cuento.

Una delicia, porque lo hace bien

Comienza Marcelo Mellado, un tipo con cara de el tío que siempre da gusto ver, contando un cuento acerca de su niñez (que al parecer va a ser el tema de este encuentro), con una mascara de Frankenstein con la que mira a una hoguera de sus propias alegrías  Una recolección de el verano en España lanzándose de un trampolín y las peripecias de la noche de San Juan, quemando trastos viejos, tomando coca-cola con gotas de champange. Su lenguaje es divertido, socarrón y amigable. Pinta en el aire las tardes en bicicleta, el sol y la maravilla de ser niño con una sencillez asombrosa, no necesita caer en lugares comunes y cuando lo hace, es con toda la deliberación del mundo; transporta al público a un lugar mas sencillo, tranquilo. Todo mundo sonríe y aplaude con gusto cuando termina. Me daré el tiempo para buscar más de su obra, es de esas que lo vuelven a uno mas humano.

No tears to fall down.

Llega el turno a Roman Simic.

Desde que se sienta en el estrado, se que va a decir algo interesante. Es un croata joven que habla un español cortado, se disculpa por los errores que va a cometer mientras recita su cuento, pero antes recita un fragmento en croata del que no entiendo ni jota, pasando a contar su historia que inicia con algo así como: Recuerdo al perro, aquel que los muchachos del barrio habían pintado la palabra Croacia en su lomo…

De ahí, todo es una espiral hacía la oscuridad.

Trata acerca su juventud, en la que le escribe una carta a una chica que ama en el presente y desde siempre; recordando la guerra de los 90 contra los serbios, el huir de ella de casa convertida en paria, el sentirse él un cobarde por ser un estudiante de filosofía y no un soldado mientras su madre le pone de ejemplo los cadáveres de chicos de su edad que han dado su vida por su patria, su respuesta ante esto que el no estaría con ellos: estaría entre ellos. Mezcla en el relato la desaparición en batalla del padre de su amada. Desgarra cuando dice: Quisiera tener palabras para quitarte el dolor que cargas desde entonces, pues me dedico a escribirlas, conozco muchas… pero no hay ninguna, no, no existen palabras para ello.

Y en el trasfondo, hay una historia de amor que intenta recuperarse.

El publico se encuentra todo el tiempo callado, transportado de Simic quien no tiene empacho en provocar nudos en la garganta. El aplauso es sincero,aunque un poco frió eco de agradecimiento de que ya ha terminado el descenso. Me ha gustado su estilo, quiero aprenderlo.Me siento contento de haber encontrado lo que buscaba, para qué continuar vagando.

Quedan dos cuentistas, de ellos les platico mañana.

simic-savicevic4

“I bow my head to confess. The temple walls are made of flesh”.

Anuncios

2 Respuestas a “Día 349.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s